sábado, 27 de mayo de 2017

Eduardo Fidanza y la pirámide de Maslow.

La “Grieta” es un lujo burgués.


Desierto y peronismo, de Robert Aldrich, como respuesta metafórica.



Las jerarquías y antecedentes previos no sirven ni para aparatear; solo vale la capacidad de “construir” con lo que se “tiene a mano”. 

martes, 23 de mayo de 2017

@andresmalamud; Politólogos, y Editorialistas, al borde de un ataque de nervios.

La elección de Secretario General de PSOE ha dejado en KO técnico a Académicos y Jefes de redacción de los Medios.

No se trata de un típico “abandono” de sus bases electorales históricas, o la “derrota” por un outsider, habitual en estos tiempos de globalización en crisis.

Es mucho mas grave institucionalmente, ya que hablamos de la insumisión de las Bases del Aparato de un partido de 140 años contra sus “Superiores”, poniendo en crisis a la Ley de Robert Michels.

Para clarificar hay que realizar una comparación con otra Institución Occidental, que ya tiene casi un milenio.

La Universidad y sus Jerarquías.

El Rector, los Decanos, y los Titulares de Cátedra; desafiados por los Ayudantes y Auxiliares de esas mismas cátedras, decanatos y rectorado.

Repito, no por los “estudiantes” sino por los niveles subordinados de las estructuras institucionales.

El “censo” del PSOE, o sea “aquellos” que “están al día” con el “abono”, solía ser celosamente “reservado”, casi rozando el “secreto de Estado”.

Su “manipulación” por las “Autoridades”, era la herramienta fundamental para la supervivencia de las Oligarquías partidarias.

“No estas al día, ergo no podes votar”

“¿Hay un error administrativo?, lo subsanaremos para la próxima elección”

Antes de ser “renunciado”, Pedro Sánchez “filtro” a sus valedores la data; y desde allí se comenzó a “operar” prácticamente desde una “cuasi clandestinidad”.

Puerta a puerta, de boca a oreja, los 180.000 “habilitados” se pusieron en marcha para la insurrección partidaria con muchas similitudes con la de Obama contra los Clinton.

Así Sánchez logro 20.000 votos mas avales, López unos 1.000, mientras que Díaz logro el milagro de lograr 1.000 votos menos que los avales que presento.


Así que tenemos a 4º y 5º líneas “asaltando” los despachos de las 1ª y 2ª líneas de una Socialdemocracia paradigmática; casi como vulgares populistas, para el horror del Establishment.

Mientras tanto sucede todo lo anterior en la otra orilla, el Académico lisboeta “asume” posiciones que se defendía hace una década en este blog; cuando los “superadores” planteaban que el peronismo era un cuerpo insepulto.

Los votantes peronistas

Las únicas críticas de peso; lo social y lo geográfico se superponen, periferia es el factor común.

El sufragio es un Capital simbólico “conquistado” que permite a esa periferia “disciplinar” a las elites propias, y por transición al Establishment y las Intelligentsias.

Lo excepcional en el PSOE es lo habitual en el peronismo. 

lunes, 22 de mayo de 2017

@mendieta; la “Torrentada” ha bañado en sangre, simbólicamente, Ferraz.




Abelardo es un “operativo”, categoría con diferencias sustanciales con “militante” y “cuadro”; y creo que es el mas adecuado para “explicar” como el “Torrente socialista” ha “degollado” el “sentido común” del Progresismo “neoliberal” de ambas orillas del Atlántico.

Ya que no casualmente fue en Argentina donde “Pedro el Cruel” fue derrotado por la “Señora” de Andalucía.

Ya en 2011 y 2014, no se si lo recordara el Compañero y Amigo, discutimos sobre el “devenir” del Ferrari de la Política española.

Y la insistencia, suicida, de seguir “asesorándose” con quienes “amaban” más a Ernesto S, Margarita S, y Hermes B.

“Nosotros” les “pagábamos”, y les seguimos “pagando”, mientras “subvencionaban” a los antedichos.

Así que, Abe no queda otra que “armar cursos” aquí y ahora para que les “caiga la ficha” a los cuadros y “lilitantes” en Babia; de la misma manera que sucedió que la grafica de Berlusconi en España.

Un día de finales de octubre, el susanista Juan Cornejo le dijo a Alfredo Pérez Rubalcaba durante una cena en Sevilla:

«No hay problema. Pedro está muerto, no se va a presentar».

El veterano Luis Pizarro -con más conchas que un galápago- advirtió a los comensales:

«Pues viene mañana a Dos Hermanas y no creo que sea para hacer turismo».

En Dos Hermanas empezó lo imposible, la última fase de la resurrección de Pedro Sánchez.

Aquel a quien los susanistas, los barones y los históricos del PSOE llamaron Pedro I el Breve con desprecio, se ha convertido en Pedro II el Resucitado.

Las primarias socialistas eran directamente herederas de los sucesos del 1 de octubre.

El Comité Federal mató a su secretario general y las bases lo han resucitado.


La militancia socialista se ha rebelado contra sus mayores, contra sus órganos de dirección, contra los poderes fácticos, contra la abstención, contra Susana Díaz, ha recuperado La Internacional puño en alto, ha cogido a Pedro Sánchez de la mano, le ha llevado por segunda vez al liderazgo y ha dado un soberano corte de mangas al PSOE de la Transición.

La victoria de Sánchez no sólo es la derrota de Susana Díaz, es también la derrota de Felipe González, de Alfonso Guerra, de Zapatero, de la Gestora, del Ibex, del intelectual orgánico de El País, de la intelligentsia socialdemócrata que escribe en los diarios de mayor difusión y de los espíritus que guardaban las esencias del viejo partido.

El congreso previsto para mediados de junio volverá a entronizar a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE por segunda vez.

Una gesta sin precedentes en la política española.


Un escalofrío recorrió ayer por la noche la espina dorsal de los centros de poder de este país.

A pesar de lo cual, no hacía falta ser agente del CNI para apreciar la remontada de Pedro Sánchez desde que los suyos le dejaron en la cuneta cuando dejó el escaño para no abstenerse.

Permanecieron a su lado apenas un puñado de colaboradores, diputados y cargos públicos con escasa relevancia en el partido.

Pero sus adversarios no quisieron o no pudieron ver que la asistencia a sus mítines doblaba a la de Susana Díaz y, sobre todo, que en los primeros había entusiasmo y en los segundos no.

Bastaba escuchar a los militantes criticando con dolor y rabia la decisión de haber dado el Gobierno otra vez a Rajoy.

El acto de final de campaña en Sevilla proporcionó todas las claves de la victoria de Sánchez.

El alcalde de Dos Hermanas citó a Gandhi.

«Primero nos ignoran, luego se ríen y después nos atacan, en ese momento, Pedro, vamos ganando». 

PD “lilitantes” no es un error tipográfico, sino una ironía que vos sabrás captar en toda su crudeza.

Ya que los conoces desde que eran naranjo.

PD bis, “el Guapo” no hizo mas que seguir el “curso y recursos” del Turco durante 1983/89.

PD ter, Mas que “ganarle” al “Aparato” en estricto sensu, fue la “Base del Aparato” quien se “insurrecciono” contra la “Dirigencia” y sus “Cafieradoras” de “palacio”.


Abrazo